La cruzada contra el plástico del profesor Nicolás Olea

El pasado día 4 de Mayo apareció en el diario El Ideal un artículo sobre el profesor Nicolás Olea. Este médico, profesor de la Universidad de Granada y reconocido investigador es el máximo exponente en España sobre los efectos en nuestra salud de los llamados disruptores endocrinos y uno de los más importantes a nivel mundial. Sus estudios son tomados en cuenta en todos los foros de salud y su lucha contra el plástico especialmente es toda una cruzada porque él más que nadie es consciente de los grandes perjuicios que tiene para nuestra salud.

Durante la celebración de la última edición de BioCultura Sevilla en marzo de este año, tuvimos la oportunidad de recibir al profesos Nicolás Olea en el Stand del Doctor Agua donde pudimos compartir con él los argumentos que nos llevan a insistir en los graves perjuicios que sobre nuestra salud ejerce beber agua en botellas de plástico. Aunque de fábrica el PET pasa todos los controles, después el fabricante de botellas de plástico añade sustancias químicas que hacen que la botellas de plástico adquieran cualidades como ser más flexibles, presentar un color atractivo, que no amarilleen con el paso del tiempo, que no se resquebrajen, etc. Estas sustancias añadidas ejercen de disruptores endocrinos o disruptores hormonales. Es decir, que se posicionan en el lugar de nuestras hormonas y envían señales equívocas a nuestro organismo o bien ralentizan las reacciones enzimáticas.

Nicolás Olea en Biocultura Sevilla. Filtros de Doctor Agua, para prevenir los microplásticos que llegan a través del agua. Filtros de agua para casa, Doctor Agua, especialistas en filtros de agua para casa en España y Portugal

Nicolás Olea en el Stand del Doctor Agua en BioCultura SEvilla 2019

Por ese motivo y aunque la ciencia está avanzando mucho en el campo de la medicina, cada vez son más las personas afectadas por enfermedades de origen hormonal como pueden ser, diabetes, cáncer, obesidad, trastornos del comportamiento o problemas cardíacos entre otros.

Podríamos reducir mucho nuestra exposición a estas sustancias tan solo dejando de consumir alimentos envasados en plástico y exigiendo a las grandes superficies un cambio de paradigma y una vuelta a un modo de conservar y ofrecer los alimentos que no contenga derivados del petróleo. Por supuesto que dejar de utilizar agua embotellada es un paso seguro hacia una mejor salud ya que vamos, de esta forma, a evitar introducir en nuestro organismo aditivos peligrosos, parabenos o el famoso Bisfenol A que tanto menciona el profesor Nicolás Olea en sus conferencias como uno de los causantes de los que se han denominado enfermedades emergentes. Enfermedades que son inherentes a esta sociedad de consumo dominada por los derivados del petróleo.

Deja de beber agua embotellada. Filtros de Doctor Agua, para prevenir los microplásticos que llegan a través del agua. Filtros de agua para casa, Doctor Agua, especialistas en filtros de agua para casa en España y Portugal

Poniendo en casa un filtro de agua que entre otras sustancias elimina los microplásticos del agua podemos asegurarnos beber agua de calidad y darle la espalda a una industria, la del plástico, que además de mermar nuestra salud está haciendo tanto daño al planeta.

Si vuestra intención es poner un filtro de agua doméstico en vuestra cocina, aprovechad que por ser lectores de nuestro Blog tenéis derecho a un repuesto de regalo con la compra del filtro y así disfrutar gratis de un ciclo de vida más para vuestro filtro. Tan solo utilizando en nuestra tienda el código de vale ELDOCTORAGUA se os añadirá este regalo.

Aquí os adjuntamos el artículo completo para que disfrutéis de su lectura y os recomendamos encarecidamente a navegar por internet donde encontraréis muchos videos y artículos de esta gran eminencia, el profesor Nicolás Olea, cuyas investigaciones están arrojando tanta luz y abriendo los ojos a la comunidad científica y a la sociedad en general.

 

El médico que lucha contra los contaminantes

El catedrático de Radiología y Medicina Física en su despacho./ALFREDO MATILLA
El catedrático de Radiología y Medicina Física en su despacho. / ALFREDO MATILLA

Sus investigaciones son citadas por miles de científicos en todo el mundo y sus estudios sobre productos como el bisfenol-A tienen un gran impacto en la Ciencia y en la sociedad

ANDREA G. PARRA Granada 

Su abuelo y su bisabuelo fueron médicos. Su abuelo construyó la casa donde se criaron. Un lugar desde donde tenía una situación privilegiada para ver como crecía Granada. Nicolás Olea Serrano (11 de julio de 1954) es médico, investigador y docente de la Universidad de Granada (UGR). Está considerado un referente mundial de la medicina ambiental. Ha participado y participa en foros de primer nivel.

‘Del río Beiro a la Puerta de Elvira’ (Editorial Universidad de Granada, 2018) es el título de su libro sobre su tierra. Es, además, la historia de su infancia. Unos años en los que confiesa que no vivió la miseria, pero sí vio realidades que ahora cuando las relata algunos se las cuestionan no porque no lo crean sino porque les parece que fueron de épocas anteriores. Recuerda, entre muchas anécdotas, un herrador de mulos en las escaleras del Triunfo.

Nicolás Olea, el menor de cinco hermanos, estudió Medicina en la Universidad granadina. La residencia la hizo en el Clínico, su hospital de toda la vida. Es catedrático de Radiología y Medicina Física de la institución universitaria granadina, desde 1996, y médico en el Hospital Universitario San Cecilio hace cuarenta años. Mucho antes de 1996 hizo estudios posdoctorales en Bruselas, eso fue a principios de los ochenta. Fueron tres años de mucho trabajo en una Bruselas triste con poca luz. Nada que ver con su Granada natal. Después llegó la estancia en Boston, una etapa de luz. Tiene tres hijos (dos varones y una mujer) y allí nació uno de ellos.

Caminante de Sierra Nevada, es un referente mundial en medicina ambiental

Ha recorrido países, organizaciones y administraciones para pedir fondos para investigar. Su trabajo científico ha estado relacionado desde el principio con el cáncer (tiroides, mama, próstata). En Estados Unidos un tubo de análisis fue el culpable (en este caso bendito culpable) de su afán por investigar los contaminantes y sus efectos en la salud. Aquel tubo de plástico estuvo en el ‘origen’ de un trabajo brillante que con más de 17.000 citas acumuladas lo sitúa entre los científicos españoles con más referencias a su trabajo en el ámbito de la medicina medioambiental.

Como el enfermo que va a una consulta a buscar respuestas y soluciones a sus dolores, Nicolás Olea investiga para saber cómo productos químicos y componentes ambientales influyen en nuestra salud. Es de quienes apuestan porque, además, de mirar en el código genético se mire en el código postal de los dolientes.

Este médico apasionado de la historia de Granada, con frecuencia recurre a un artículo que leyó de Santiago Ramón y Cajal que se refiere al gigante Anteo y que le recuerda que en ciencia clínica hay que tener los pies bien pegados a la tierra y no separarse de la cabecera del enfermo. Lo hace también con su grupo de investigación y los estudiantes. «Expresa muy rápido las cosas. Trabaja mucho y transmite ese entusiasmo», explica Marieta Fernández, investigadora de su grupo. Quienes trabajan con él inciden en el entusiasmo que pone en todo y que insufla a los demás.

Sus investigaciones tienen un gran impacto científico y a nivel social. Esta semana ha dado a conocer el trabajo científico en el que evidencian que nueve de cada diez calcetines para bebés contienen restos de bisfenol-A y parabenos. Los productos químicos con efectos negativos sobre la salud se han convertido en esos elementos a perseguir en las últimas décadas por Nicolás Olea y el bisfenol-A no quiere que esté cerca de la gente en general ni de los pequeños y embarazadas en particular. Lo ha dicho alto y claro en todos los foros que ha podido y en esa tarea sigue: Quiere que se regule, prohíba y se tengan en cuenta las investigaciones al respecto.

El fin de este médico granadino es que la gente esté sana. Prevenir mejor que curar. Se podría aplicar ese refrán tan castizo a su trabajo. Fue director del departamento de Radiología de la UGR (2009-2017) y puso en marcha el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (2011-2018) siendo su primer director hasta 2018. En todos sus cargos mantuvo y mantiene ese interés. Actualmente es líder de un grupo multidisciplinar que estudia medioambiente y salud, con especial atención a los contaminantes químicos con actividad hormonal y el cáncer hormono-dependiente. Ha dirigido decenas de tesis y cuenta con discípulos (si se puede llamar así porque ahora con las nuevas tecnologías hay términos más modernos) en muchos hospitales así como centros de investigación españoles y de otros países.

Nicolás Olea, que es un gran y buen caminante de Sierra Nevada, ha sabido pisar fuerte en foros internacionales. Ha organizado las diez conferencias nacionales sobre disrupción endocrina (CONDE) celebradas en España durante los últimos 15 años. Es experto evaluador en los programas de investigación Dinamarca, Francia y la Unión Europea en Disrupción Endocrina y en el comité SCENHIR (Comité científico sobre riesgos de salud emergentes y recientemente identificados) de la Unión Europea sobre riesgos emergentes.

El grupo que lidera Olea ha aportado información mediante publicaciones científicas, en ocasiones con carácter regulador, al conocimiento de la exposición humana a disruptores endocrinos y su efecto en la salud humana, especialmente en momentos de especial susceptibilidad (embarazo, infancia y pubertad). Además, ha identificado nuevos factores ambientales implicados en la etiología de enfermedades comunes como cáncer de mama, malformaciones genitourinarias, infertilidad, obesidad y diabetes e investigado el efecto combinado de distintas exposiciones.

Afán investigador

Es autor de más de trescientas publicaciones internacionales y ha liderado proyectos de investigación con financiación europea, español y andaluza. En la actualidad lidera un proyecto del programa H2020 de la UE sobre biomonitorización de la exposición humana a compuestos químicos, y un proyecto con financiación del Instituto de Salud Carlos III sobre exposición del recién nacido de bajo beso en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos.

Denominaciones científicas que persiguen bienestar para las personas. Le gustaría jubilarse junto a los pacientes. Escuchando e investigando sus enfermedades. Olea sabe escuchar y hablar, herramientas fundamentales para ser un buen doctor, docente e investigador.

El agua en Semana Santa, una maravilla

Dicen que dan agua para esta Semana Santa en Sevilla.

Pues bien “La lluvia en Sevilla es una maravilla”.

Esta pequeña frase fue el reto que profesor Henry Higgins (Rex Harrison) utilizó para enseñar a Eliza Doolittle (Audrey Hepburn) a hablar como una dama de la alta sociedad en «My Fair Lady», película que dirigió en 1964 George Cukor.

Sin embargo, aunque Sevilla es una preciosidad independientemente de la situación meteorológica, hay una semana en la que mejor no mencionar siquiera la palabra lluvia. La Semana Santa. Que como dicen por estas tierras “mejor no mentar ruina”. Y así año tras año, esperando que el famoso “En Abril aguas mil” no haga pleno en Semana Santa, los sevillanos van comentando entre ellos los partes meteorológicos con un entendimiento y manejo del tema que ya quisieran los mismos ingleses, expertos por sus conversaciones sobre el tiempo.

Este 2019 parece que tenemos un poco de todo y la Semana Santa ha empezado con un caluroso Domingo de Ramos donde según se lee en un artículo del Diario de Sevilla, las botellas de agua se agotaron poco después de salir la Borriquita en un kiosco de los muchos que hay en el centro de la ciudad. ¡720 botellas de plástico ni más ni menos se habían vendido en un abrir y cerrar de ojos en un solo puesto!

filtrar agua de casa es una manera de protegernos contra la ingestión de metales pesados y sustancias como cloro o lejía de una manera sencilla. Filtros de agua para casa del Doctor Agua

 

En situaciones así, no parece que haya mejor solución que el agua embotellada aunque seguro que si hubiera más fuentes de agua potable, al menos en el casco histórico, otro gallo cantaría. Y bueno será suponer que así será en un futuro próximo donde los plásticos ya no estén tan omnipresentes, sobretodo envases de plástico de un solo uso.

En Europa se consumen de media 106 litros de agua en botella de plástico a un precio desorbitado si lo comparamos con el precio del agua del grifo

Por suerte, aunque todavía salir a la calle implique en muchos casos consumir agua en plástico, cada vez son más personas que en su hogar han optado por una solución ecológica como poner un filtro de agua doméstico como los del Doctor Agua, que devuelva toda la pureza y calidad al agua de grifo y la haga más interesante al bolsillo de las familias y más sana que cualquier opción embotellada.

Con una Semana Santa recién estrenada, miles de ojos sevillanos miran al cielo y rezan por una tregua que les permita sacar todas sus procesiones a la Carrera Oficial sin riesgo de pasarlas por agua. Disfrutando así de este rito que hace tan famosa a Sevilla y que no tiene igual en todo el mundo. ¡Que para que llueva ya están las otras 51 semanas del año!

 

filtrar agua de casa es una manera de protegernos contra la ingestión de metales pesados y sustancias como cloro o lejía de una manera sencilla. Filtros de agua para casa del Doctor Agua

Filtro para el agua de fácil instalación

 

En Doctor Agua queremos ayudar a reducir la huella ecológica y gracias a nuestros filtros para casa estamos consiguiendo aportar nuestro grano de arena al cuidado del medio ambiente. ¿Te has quedado con ganas de saber más? Contáctanos sin compromiso

 

El agua del grifo, mejor y más barata que la embotellada

El agua del grifo, mejor y más barata que la embotellada

 

Tal como apareció publicado en El Confidencial, el día 20/10/2017 y firmado por Antonio Villareal, tras un exhaustivo análisis podemos afirmar que el agua del grifo es mejor que el agua embotellada. “De 76 aguas embotelladas tan sólo una era capaz de igualar la calidad del agua del grifo de casa”, tal como aparece en el título del artículo. España es uno de los 10 países que más agua embotellada bebe del mundo. Conocida como “oro azul” por su precio, este sector dominado por las multinacionales cuenta con índices de rentabilidad muy altos.

“En cuanto al precio no hay ninguna discusión; por lo que cuesta un litro de agua embotellada podemos pagar más de 1.300 litros de agua corriente” tal como aparece en el artículo de El Confidencial.. En cuanto al sabor y olor, la del grifo pierde en muchas poblaciones de España, como la mayoría de ciudades y pueblos de costa, las Baleares, el sur, Levante, etc.

Existe una solución eficiente, económica y ecológica, al alcance de todo el mundo, la de hacerse con un filtro de agua para casa como el que vende el Doctor Agua, especialistas en España y Portugal en filtros de agua para casa. Algunos modelos no requieren ni instalación, se acoplan al grifo y funcionan en un par de minutos.

Con un filtro de agua para casa, en una casa de 3 personas, se llegaría a ahorrar por lo menos 682€, instalando un filtro, mira los sencillos cálculos aquí… y no calculamos el consumo de agua de las visitas, invitados y familia extra.

Si nos fijamos en un análisis de los elementos químicos que lleva el agua, magnesio, sodio, calcio, bicarbonato, este interesante artículo nos demuestra los valores de las marcas más importantes de España, y vemos como todas quedan por debajo de la calidad del agua del grifo. Si bien es cierto que algunas marcas cuentan mayor cantidad de algún mineral concreto cuando hacemos una media, quedan por debajo del agua del grifo de casa.

Las marcas aprovechan en su publicidad la mención de los beneficios que un mineral concreto o el calcio puede proporcionar a la salud en determinadas circunstancias, pero como muy bien defiende esta artículo de El Confidencial, la gran mayoría de veces son eso… argumentos para vender, más que recetas para mejorar la salud.

Por suerte los filtros de agua para casa, funcionan como mejoradores del sabor y olor del agua, evitando el cloro o lejía que muchas veces nos echa para atrás a la hora de consumir agua del grifo. Los filtros Doulton, consiguen además filtrar las partículas de metales como hierro o plomo que todavía encontramos en algunas fincas con bastantes años y además con sus 0.5 micras, nos libran también de los residuos plásticos, que tanta alarma están generando últimamente.

Para cualquier persona interesada en ecología y en general en preservar nuestro medio ambiente y mejorar el mundo que les dejamos a las generaciones venideras, solo decirles que para embotellar un litro de agua es necesario tirar un montón de litros, que se pierden en el proceso, sabemos que el agua es un bien escaso y que con el cambio climático lo es y será más… contar con un filtro de agua para casa, como los de Filtros del Doctor Agua, es el primer paso eficiente y realista, para empezar a pensar en nuestro planeta y cómo podemos ayudar desde nuestra casa a mejorarlo.

Pregunta todas las dudas o información que te apetezca saber sobre los filtros de agua para casa y nuestro equipo liderado por Jaime Bastos te atenderá con gusto y si compromiso, descubre como un pequeño cambio, como es el beber agua filtrada en casa, puede afectar varios factores importantes: ecología, economía doméstica, coste medioambiental… ¿Te apuntas?

Si es así y adquieres un filtro de agua para tu casa en nuestra tienda online puedes añadir en el carrito de compra el código ELDOCTORAGUA y tendrás de regalo la cerámica de repuesto. Toda una segunda vida para tu filtro GRATIS

Copiamos el artículo que apareció en El Confidencial del día 20/10/2017 para que podáis leerlo entero y además copiamos también el enlace.

 

https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2017-10-20/analisis-aguas-minerales-solo-una-mejor-grifo_1463777/

Hemos analizado 76 aguas embotelladas y solamente una iguala en calidad a la del grifo

el agua embotellada, tal como aparece en El Confidencial, no supera ni mejora al agua del grifo. Con un filtro para casa de Filtros Doulton, mejoramos además el sabor del agua del grifo y filtramos cualquier metal pesado tipo hierro o plomo y también los residuos micro plásticos.

España es uno de los 10 países que más agua mineral de botella bebe en el mundo. Es conocida como ‘oro azul’ por su precio, pero ¿están sus análisis químicos a la altura?

Diferentes envases de agua embotellada.

AUTOR

ANTONIO VILLARREAL

Contacta al autor

@bajoelbillete

UNIDAD DE DATOS

Contacta al autor

@ECLaboratorio

TAGS

·         QUÍMICA

·         AGUA MINERAL

·         GESTIÓN DEL AGUA

·         AGUA

·         MINISTERIO DE SANIDAD

TIEMPO DE LECTURA5 min

20.10.2017 – 05:00 H.

España está entre los cinco países europeos y 10 del mundo donde más agua embotellada se bebe: 126 litros por persona y año. Somos uno de los países donde el debate entre las virtudes del agua mineral de botella y la del grifoes más recurrente. En cuanto a precio, no hay discusión: por lo que cuesta un litro de agua embotellada podemos pagar más de 1.300 litros de agua corriente.

Comparar la botella con el agua del grifo no tiene demasiado mérito a nivel económico, muchos han escrito ya sobre esto, pero ¿cómo se comparan a un nivel analítico o químico? Según el último informe técnico ‘Calidad del agua de consumo humano en España‘, realizado por el Ministerio de Sanidad, el agua del grifo tiene, de media, unos valores de 52,79 mg/L de calcio, 44,08 mg/L de sodio, 17,72 mg/L de magnesio, 159,31 mg/L de bicarbonato y un promedio de residuo seco de 324,83 mg/L.

Otro interesante aspecto es cómo se comparan entre sí las aguas embotelladas españolas. Por ejemplo, ¿cuál de las docenas de marcas comerciales reconocidas oficialmente por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) es más recomendable para un paciente hipertenso u otro con problemas renales?

Tranquilos, porque aunque los análisis químicos del líquido elemento escondan secretos mucho más allá de la mineralización débil, allí donde las autoridades no llegan, ya nos acercamos nosotros.

Calcio

Todos los elementos que contiene un litro de agua pueden resultar más o menos beneficiosos en función de las necesidades de la persona, siempre y cuando se mantengan dentro de unos límites razonables. Por ejemplo, las aguas con un contenido en calcio superior a 150 miligramos por litro se recomiendan a aquellas personas que tengan problemas óseos o quieran prevenir la osteoporosis.

En el sector de aguas embotelladas, ninguna llega a esos niveles, pero las dos con más contenido en calcio son la soriana Monte Pinos (93,8 mg/L en su manantial) y la maña Fontecabras (92,3 mg/L).

Sodio

En cuanto al sodio, este elemento químico está muy asociado a la retención de líquidos, por lo que a quienes quieran disfrutar de los efectos diuréticos de estas aguas se les recomiendan aquellas que tengan menos de 20 mg/L de sodio.

Entre las aguas comerciales que se distribuyen en nuestro país el abanico en cuanto a sodio es muy amplio. La madrileña Agua del Rosal, cuyo manantial está en la Sierra de Gredos, supera la media nacional con 49,4 mg/L, y en el otro extremo encontramos marcas como la conquense Fuente Liviana (0,8 mg/L de sodio) o Veri, agua del Pirineo que registra en su etiqueta menos de medio miligramo por litro.

Magnesio

El magnesio está muy relacionado con el calcio y es positivo para remineralizar tanto huesos como dientes. En este sentido, se recomienda una cantidad de más de 50 mg/L de esta sustancia. También favorece la salud de los riñones y ayuda a equilibrar el PH.

Las únicas marcas comerciales que se acercan a esta cifra son Sierra Cazorla, un agua jienense que atesora una cantidad de 48,5 mg/L de magnesio, y a muy corta distancia Fuente Pinar, con 43,4 mg/L e igualmente ubicada en Villanueva del Arzobispo, Jaén. Queda claro que la composición geológica de la llamada Sierra del Agua favorece la presencia de cantidades altas de este mineral en el agua de manantial.

Portorriqueños llenan botellas con agua tras el huracán. (Reuters)

Bicarbonato

El bicarbonato puede ser un arma de doble filo en lo que a salud se refiere. Cuando alcanza valores superiores a 600 mg/L resulta beneficioso para el sistema digestivo (no en vano, lleva décadas empleándose como antiácido), pero cantidades tan altas pueden ayudar a formar cálculos en el riñón.

Ninguna de las aguas minerales que se distribuyen en restaurantes y tiendas alcanzan este nivel de bicarbonato, aunque algunas sí que superan ampliamente la media de 324 mg/L del agua del grifo en España. La anteriormente citada Fuente Pinar llega a los 372 mg/L y la malagueña Agua de Mijas, a los 335. En el otro lado de la tabla, aguas como la cacereña Sierra Fría, la segoviana Bezoya o la pacense Fondetal bajan todas de 10 miligramos por litro.

Residuo seco

Pese a que el término ‘residuo’ pueda sonar a algo nocivo, no es así. Es simplemente la cantidad de materia que queda tras la evaporación, y suelen ser en su mayoría sales minerales. De nuevo, el límite de 50 mg/L marca la categoría comercial de ‘mineralización débil‘, especialmente recomendable para aquellos pacientes con afecciones de riñón.

Entre las marcas comerciales, el agua de Badajoz Fondetal (23 mg/L), Bezoya (26 mg/L), la cántabra Solares (29 mg/L) o la leonesa Teleno (31 mg/L) son de las que menos residuo seco tienen. Si, por el otro lado, usted no tiene problemas de salud y quiere vitaminarse y mineralizarse, aquellas con más residuo seco son las ya citadas aguas de la Sierra de Cazorla.

¿Cuál se parece más al agua del grifo?

El cotejo de los análisis químicos de todas estas aguas comerciales permite resolver una duda que seguro tienen muchos de nuestros lectores: ¿Qué agua comercial se parece más al agua del grifo en sus valores analíticos? O, dicho de otro modo, ¿cómo puedo consumir un agua parecida a la que sale en mi cocina pero mucho más cara?

Las respuesta está en un agua que brota del manantial Angosto, en Caudete, Albacete, y que en el pasado empresas como DIA convirtieron en su marca blanca de agua mineral. Actualmente, ninguna de las marcas reconocidas por Aecosan emplean líquido de este manantial, cuyos niveles de calcio, sodio o magnesio hacen de su agua prácticamente un calco del promedio del agua del grifo española y, por tanto, un agua de culto.

A poca distancia de esta encontramos Fonteforte, muy parecida a la anterior —y por tanto al agua promedio—, salvo por una característica que la invalida como agua del grifo: es agua con gas.

Metodología

María del Carmen García, una ingeniera técnica de minas prejubilada y madre del autor de este artículo (¡gracias, mamá!), ha recogido durante estos últimos años cientos de etiquetas de botellas de agua españolas e internacionales. Para la elaboración de este análisis, se introdujo en Excel la información de los análisis químicos de todas estas etiquetas. Del total de 163 tipos distintos de agua mineral, prescindimos de aquellas repetidas (algunas marcas envasan agua de varios manantiales) y de muchas marcas de agua en cuya etiqueta no podía apreciarse más de un valor.

 

 

¿Crees que debes gastar dinero toda tu vida en agua mineral embotellada?

La respuesta es rotunda, No. Utilizando sistemas de tratamiento de agua en casa, ahorraras mucho dinero y serás parte de la solución, y no parte del problema del gran impacto que el plástico produce al medio ambiente de todo el planeta. Doulton ha llegado para quedarse y ofrecer una solución real al problema de la calidad del agua y el cuidado del medio ambiente.