Historia del tratamiento del agua potable

No deja de sorprender lo realmente sencillo que es abrir un grifo y que de él salga un agua apta para el consumo. La pregunta es  ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

En nuestro post anterior sobre el filtro de agua que cambió la historia nos quedamos con las ganas de saber más, de ir atrás en el tiempo y ver cuál ha sido a lo largo de la historia la evolución del consumo de agua. Dado que el agua es un bien necesario para la vida, el hombre prácticamente desde sus orígenes ha almacenado y distribuido agua, al principio con unas técnicas muy básicas hasta llegar a las grandes infraestructuras que tenemos hoy en día.

ANTIGÜEDAD

Aunque al principio los seres humanos que poblaban la tierra se abastecían de las aguas de ríos y lagos y sus asentamientos crecieron alrededor de éstos, poco a poco con el crecimiento de la población aparecieron núcleos poblacionales que no tenían tan fácil acceso al agua y de esta manera desarrollaron sistemas para aprovechar las aguas subterráneas dando así origen a los primeras construcciones de pozos. Así tenemos ya datos de hace 7000 años en Jericó Israel donde el agua se almacenaba en pozos y se trasladaba mediante sencillos canales

Hay registrados métodos para mejorar el sabor y el olor del agua 4.000 años antes de Cristo.    

EGIPCIOS

En el antiguo Egipto dejaban reposar el agua en vasijas de barro durante varios meses para dejar precipitar las partículas e impurezas, y mediante un sifón extraían el agua de la parte superior; en otras ocasiones incorporaban ciertas sustancias minerales y vegetales para facilitar la precipitación de partículas y clarificar el agua.

Éstos comenzaron a utilizar arboles huecos de palmera a modo de cañería y además fueron los primeros en utilizar métodos de tratamiento de agua. Las formas más comunes de purificación del agua eran hirviéndola sobre el fuego, calentándola al sol o sumergiendo una pieza de hierro caliente dentro de la misma. Además filtraban el agua hervida a través de arena o grava.

GRECIA

Fueron los primeros en construir redes de distribución a gran escala del agua. Estas redes requerían de unos materiales más sofisticados, como la cerámica, la madera o el metal.

Dioses-griegos-poseidon. Bebe agua del grifo con un filtro de Doctor Agua, y empieza a cuidad de la salud de toda la familia y del bolisllo tambén,

Fueron la primera sociedad en tener un interés claro por la calidad del agua que consumían. Por ello, el agua utilizada se retiraba mediante sistemas de aguas residuales y se utilizaban embalses de aireación para la purificación del agua.

Escritos griegos recomendaban métodos de tratamiento tales como filtración a través de carbón, exposición a los rayos solares y ebullición.

IMPERIO ROMANO

Acueducto Romano. Bebe agua del grifo con un filtro de Doctor Agua, y empieza a cuidad de la salud de toda la familia y del bolisllo tambén,

Los romanos fueron los mayores arquitectos en construcciones de redes de distribución de agua que ha existido a lo largo de la historia.

Ellos utilizaban recursos de agua subterránea, ríos y agua de escorrentía para su uso y aprovisionamiento. El agua recogida se transportaba a presas que permitían el almacenamiento y retención artificial de grandes cantidades de agua. Desde aquí se distribuía por toda la ciudad gracias a los sistemas de tuberías, fabricadas con materiales tan diversos como cemento, roca, bronce, plata, madera y plomo.

La verdadera revolución llegó con los acueductos, ya que por primera vez se podía transportar agua entre puntos separados por una gran distancia. Así, los romanos podían distribuir agua entre distintos puntos de su amplio imperio.

Por lo que se refiere al tratamiento de aguas, los romanos aplicaban el tratamiento por aireación para mejorar la calidad del agua. Asimismo, se utilizaban técnicas de protección contra agentes externos en aquellos lugares en que se almacenaba el agua.

Mesopotámios, Griegos y Romanos utilizaban recipientes de plata para servir las bebidas destinadas a los soberanos y a los aristócratas. La plata del recipiente aseptizaba los líquidos contenidos, matando así las bacterias y microorganismos patógenos. Los coloides y nanopartículas de plata, bactericidas naturales, esterilizaban de cierta forma los líquidos y la comida servidos en utensilios de plata.

 

EDAD MEDIA

Después de la caída del imperio Romano, los acueductos se dejaron de utilizar. Desde el año 500 al 1500 d. C. hubo poco desarrollo en relación con los sistemas de tratamiento del agua. Esta escasa evolución, unida a un espectacular crecimiento de la población de las ciudades, acabó desembocando la aparición de enfermedades, que en algunos casos fueron auténticas epidemias.

Lo más frecuente era vertir los residuos y excrementos directamente a las mismas aguas que se utilizaban para el consumo humano, por lo que era frecuente que la gente que bebía estas aguas acabase enfermando y muriendo. Todo lo que se hacía para evitarlo era utilizar el agua existente fuera de las ciudades no afectada por la contaminación. Un dato que refleja el retroceso experimentado durante estos años es que esta agua se llevaba a la ciudad utilizando la fuerza humana, mediante los llamados portadores.

RENACIMIENTO

Pasada esta larga etapa de estancamiento, las ciudades empiezan a desarrollarse y recuperar su esplendor en los siglos XVI y XVII. En la segunda mitad del siglo XVIII tiene lugar la Revolución Industrial, en la que se experimentan el mayor conjunto de transformaciones socio económicas, tecnológicas y culturales de la Historia de la humanidad desde el Neolítico.

REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Máquina de vapor. Bebe agua del grifo con un filtro de Doctor Agua, y empieza a cuidad de la salud de toda la familia y del bolisllo tambén,

Así llegamos hasta los inicios del S XIX en el que encontramos el primer sistema de suministro de agua potable a toda una ciudad. Fue llevado a cabo por John Gibb, en 1804, quien logró abastecer de agua filtrada a la ciudad de Glasgow, Escocia.

En 1806 se pone en funcionamiento en París una gran planta de tratamiento de agua, en esta planta se dejaba sedimentar el agua durante 12 horas y a  continuación se procedía a su filtración mediante filtros de arena y carbón

En 1827 el inglés James Simplón construye un filtro de arena para la purificación del agua potable. Hoy en día todavía se considera el primer sistema efectivo utilizado con fines de salud pública. Paralemente ese mismo año Henry Doulton comienza su aventura diseñando los que hoy en día conocemos como los Filtros Doulton

En este artículo nos quedamos con los previos a la llagada de Henry Doulton y su sistema de filtrado y os animamos a leer el post que en su tiempo escribimos y que enlaza con éste y es a la vez el prólogo a una sociedad, la del siglo XX en donde se estableció la filtración como un efectivo medio para eliminar partículas del agua y que bien dará para escribir unas letras.

Recuerda que entrar en la tienda del Doctor Agua y ser lector del blog tiene regalos siempre. Si te llevas un filtro añade el código de vale ELDOCTORAGUA y llévate una cerámica de regalo que es todo un ciclo de vida gratis para tu nuevo filtro.

filtrar agua de casa, con un filtro sobre encimera de Doctor Agua es una manera de protegernos contra la ingestión de metales pesados y sustancias como cloro o lejía de una manera sencilla. Filtros de agua para casa del Doctor Agua

Fuente: https://suhissa.com.mx/breve-historia-de-la-desinfeccion-y-tratamiento-de-agua-potable/

La cruzada contra el plástico del profesor Nicolás Olea

El pasado día 4 de Mayo apareció en el diario El Ideal un artículo sobre el profesor Nicolás Olea. Este médico, profesor de la Universidad de Granada y reconocido investigador es el máximo exponente en España sobre los efectos en nuestra salud de los llamados disruptores endocrinos y uno de los más importantes a nivel mundial. Sus estudios son tomados en cuenta en todos los foros de salud y su lucha contra el plástico especialmente es toda una cruzada porque él más que nadie es consciente de los grandes perjuicios que tiene para nuestra salud.

Durante la celebración de la última edición de BioCultura Sevilla en marzo de este año, tuvimos la oportunidad de recibir al profesos Nicolás Olea en el Stand del Doctor Agua donde pudimos compartir con él los argumentos que nos llevan a insistir en los graves perjuicios que sobre nuestra salud ejerce beber agua en botellas de plástico. Aunque de fábrica el PET pasa todos los controles, después el fabricante de botellas de plástico añade sustancias químicas que hacen que la botellas de plástico adquieran cualidades como ser más flexibles, presentar un color atractivo, que no amarilleen con el paso del tiempo, que no se resquebrajen, etc. Estas sustancias añadidas ejercen de disruptores endocrinos o disruptores hormonales. Es decir, que se posicionan en el lugar de nuestras hormonas y envían señales equívocas a nuestro organismo o bien ralentizan las reacciones enzimáticas.

Nicolás Olea en Biocultura Sevilla. Filtros de Doctor Agua, para prevenir los microplásticos que llegan a través del agua. Filtros de agua para casa, Doctor Agua, especialistas en filtros de agua para casa en España y Portugal

Nicolás Olea en el Stand del Doctor Agua en BioCultura SEvilla 2019

Por ese motivo y aunque la ciencia está avanzando mucho en el campo de la medicina, cada vez son más las personas afectadas por enfermedades de origen hormonal como pueden ser, diabetes, cáncer, obesidad, trastornos del comportamiento o problemas cardíacos entre otros.

Podríamos reducir mucho nuestra exposición a estas sustancias tan solo dejando de consumir alimentos envasados en plástico y exigiendo a las grandes superficies un cambio de paradigma y una vuelta a un modo de conservar y ofrecer los alimentos que no contenga derivados del petróleo. Por supuesto que dejar de utilizar agua embotellada es un paso seguro hacia una mejor salud ya que vamos, de esta forma, a evitar introducir en nuestro organismo aditivos peligrosos, parabenos o el famoso Bisfenol A que tanto menciona el profesor Nicolás Olea en sus conferencias como uno de los causantes de los que se han denominado enfermedades emergentes. Enfermedades que son inherentes a esta sociedad de consumo dominada por los derivados del petróleo.

Deja de beber agua embotellada. Filtros de Doctor Agua, para prevenir los microplásticos que llegan a través del agua. Filtros de agua para casa, Doctor Agua, especialistas en filtros de agua para casa en España y Portugal

Poniendo en casa un filtro de agua que entre otras sustancias elimina los microplásticos del agua podemos asegurarnos beber agua de calidad y darle la espalda a una industria, la del plástico, que además de mermar nuestra salud está haciendo tanto daño al planeta.

Si vuestra intención es poner un filtro de agua doméstico en vuestra cocina, aprovechad que por ser lectores de nuestro Blog tenéis derecho a un repuesto de regalo con la compra del filtro y así disfrutar gratis de un ciclo de vida más para vuestro filtro. Tan solo utilizando en nuestra tienda el código de vale ELDOCTORAGUA se os añadirá este regalo.

Aquí os adjuntamos el artículo completo para que disfrutéis de su lectura y os recomendamos encarecidamente a navegar por internet donde encontraréis muchos videos y artículos de esta gran eminencia, el profesor Nicolás Olea, cuyas investigaciones están arrojando tanta luz y abriendo los ojos a la comunidad científica y a la sociedad en general.

 

El médico que lucha contra los contaminantes

El catedrático de Radiología y Medicina Física en su despacho./ALFREDO MATILLA
El catedrático de Radiología y Medicina Física en su despacho. / ALFREDO MATILLA

Sus investigaciones son citadas por miles de científicos en todo el mundo y sus estudios sobre productos como el bisfenol-A tienen un gran impacto en la Ciencia y en la sociedad

ANDREA G. PARRA Granada 

Su abuelo y su bisabuelo fueron médicos. Su abuelo construyó la casa donde se criaron. Un lugar desde donde tenía una situación privilegiada para ver como crecía Granada. Nicolás Olea Serrano (11 de julio de 1954) es médico, investigador y docente de la Universidad de Granada (UGR). Está considerado un referente mundial de la medicina ambiental. Ha participado y participa en foros de primer nivel.

‘Del río Beiro a la Puerta de Elvira’ (Editorial Universidad de Granada, 2018) es el título de su libro sobre su tierra. Es, además, la historia de su infancia. Unos años en los que confiesa que no vivió la miseria, pero sí vio realidades que ahora cuando las relata algunos se las cuestionan no porque no lo crean sino porque les parece que fueron de épocas anteriores. Recuerda, entre muchas anécdotas, un herrador de mulos en las escaleras del Triunfo.

Nicolás Olea, el menor de cinco hermanos, estudió Medicina en la Universidad granadina. La residencia la hizo en el Clínico, su hospital de toda la vida. Es catedrático de Radiología y Medicina Física de la institución universitaria granadina, desde 1996, y médico en el Hospital Universitario San Cecilio hace cuarenta años. Mucho antes de 1996 hizo estudios posdoctorales en Bruselas, eso fue a principios de los ochenta. Fueron tres años de mucho trabajo en una Bruselas triste con poca luz. Nada que ver con su Granada natal. Después llegó la estancia en Boston, una etapa de luz. Tiene tres hijos (dos varones y una mujer) y allí nació uno de ellos.

Caminante de Sierra Nevada, es un referente mundial en medicina ambiental

Ha recorrido países, organizaciones y administraciones para pedir fondos para investigar. Su trabajo científico ha estado relacionado desde el principio con el cáncer (tiroides, mama, próstata). En Estados Unidos un tubo de análisis fue el culpable (en este caso bendito culpable) de su afán por investigar los contaminantes y sus efectos en la salud. Aquel tubo de plástico estuvo en el ‘origen’ de un trabajo brillante que con más de 17.000 citas acumuladas lo sitúa entre los científicos españoles con más referencias a su trabajo en el ámbito de la medicina medioambiental.

Como el enfermo que va a una consulta a buscar respuestas y soluciones a sus dolores, Nicolás Olea investiga para saber cómo productos químicos y componentes ambientales influyen en nuestra salud. Es de quienes apuestan porque, además, de mirar en el código genético se mire en el código postal de los dolientes.

Este médico apasionado de la historia de Granada, con frecuencia recurre a un artículo que leyó de Santiago Ramón y Cajal que se refiere al gigante Anteo y que le recuerda que en ciencia clínica hay que tener los pies bien pegados a la tierra y no separarse de la cabecera del enfermo. Lo hace también con su grupo de investigación y los estudiantes. «Expresa muy rápido las cosas. Trabaja mucho y transmite ese entusiasmo», explica Marieta Fernández, investigadora de su grupo. Quienes trabajan con él inciden en el entusiasmo que pone en todo y que insufla a los demás.

Sus investigaciones tienen un gran impacto científico y a nivel social. Esta semana ha dado a conocer el trabajo científico en el que evidencian que nueve de cada diez calcetines para bebés contienen restos de bisfenol-A y parabenos. Los productos químicos con efectos negativos sobre la salud se han convertido en esos elementos a perseguir en las últimas décadas por Nicolás Olea y el bisfenol-A no quiere que esté cerca de la gente en general ni de los pequeños y embarazadas en particular. Lo ha dicho alto y claro en todos los foros que ha podido y en esa tarea sigue: Quiere que se regule, prohíba y se tengan en cuenta las investigaciones al respecto.

El fin de este médico granadino es que la gente esté sana. Prevenir mejor que curar. Se podría aplicar ese refrán tan castizo a su trabajo. Fue director del departamento de Radiología de la UGR (2009-2017) y puso en marcha el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (2011-2018) siendo su primer director hasta 2018. En todos sus cargos mantuvo y mantiene ese interés. Actualmente es líder de un grupo multidisciplinar que estudia medioambiente y salud, con especial atención a los contaminantes químicos con actividad hormonal y el cáncer hormono-dependiente. Ha dirigido decenas de tesis y cuenta con discípulos (si se puede llamar así porque ahora con las nuevas tecnologías hay términos más modernos) en muchos hospitales así como centros de investigación españoles y de otros países.

Nicolás Olea, que es un gran y buen caminante de Sierra Nevada, ha sabido pisar fuerte en foros internacionales. Ha organizado las diez conferencias nacionales sobre disrupción endocrina (CONDE) celebradas en España durante los últimos 15 años. Es experto evaluador en los programas de investigación Dinamarca, Francia y la Unión Europea en Disrupción Endocrina y en el comité SCENHIR (Comité científico sobre riesgos de salud emergentes y recientemente identificados) de la Unión Europea sobre riesgos emergentes.

El grupo que lidera Olea ha aportado información mediante publicaciones científicas, en ocasiones con carácter regulador, al conocimiento de la exposición humana a disruptores endocrinos y su efecto en la salud humana, especialmente en momentos de especial susceptibilidad (embarazo, infancia y pubertad). Además, ha identificado nuevos factores ambientales implicados en la etiología de enfermedades comunes como cáncer de mama, malformaciones genitourinarias, infertilidad, obesidad y diabetes e investigado el efecto combinado de distintas exposiciones.

Afán investigador

Es autor de más de trescientas publicaciones internacionales y ha liderado proyectos de investigación con financiación europea, español y andaluza. En la actualidad lidera un proyecto del programa H2020 de la UE sobre biomonitorización de la exposición humana a compuestos químicos, y un proyecto con financiación del Instituto de Salud Carlos III sobre exposición del recién nacido de bajo beso en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos.

Denominaciones científicas que persiguen bienestar para las personas. Le gustaría jubilarse junto a los pacientes. Escuchando e investigando sus enfermedades. Olea sabe escuchar y hablar, herramientas fundamentales para ser un buen doctor, docente e investigador.

Filtros de Agua ecológicos en BioCultura Barcelona

Esta semana se celebra BioCultura Barcelona, la feria que reúne a gente interesada en mejorar y preservar el medio ambiente a través de actividades cotidianas. Consumo responsable y productos ecológicos entre los que destaca de forma clara el agua del grifo, el agua de casa de toda la vida, que con un filtro se convierte en la más ecológica, sana y respetuosa con el medio ambiente.

Barcelona es una ciudad que está realmente sensibilizada con los retos del agua para este Siglo XXI. En 2008, Barcelona sufrió una sequía tan severa que dejó a la ciudad y su área metropolitana a 15 días de iniciar restricciones y cortes de suministro. Hecho que hubiera tenido un gran impacto en el bienestar de los ciudadanos y para la economía de la ciudad. La situación fue tan límite que se llegó a transportar agua en barcos.

Fuente mágica de Montjuic, nuestros filtros de agua para casa son de los productos más demandados de la feria BioCultura Barcelona, la gente está cada vez más concienciada en beber agua filtrada en casa

En cada edición de BioCultura Barcelona vemos el lugar preferente que los barceloneses le dan al agua de calidad. Dado que por todos es sabido que el agua en la ciudad condal tiene mucha cal y bastante cloro, tener en casa un filtro del Doctor Agua es asegurar además un gran ahorro mientras cuidas de tu salud y de la de toda tu familia. Éste no solo elimina las impurezas, trazas de metales pesados, microplásticos y otros químicos de la red de agua potable. También es una forma maravillosa de combatir la actual invasión de envases de plástico de un solo uso que tenemos en nuestra actual sociedad de consumo y que en absoluto son saludables ni ecológicos.

Filtros Doctor Agua en BioCultura Barcelona, siempre un éxito de visitas y de ventas, nuestros filtros de agua para casa son de los productos más demandados de la feria BioCultura Barcelona, la gente está cada vez más concienciada en beber agua filtrada en casa

 

Cada vez más la sociedad tiene presente que las empresas de agua embotellada no producen agua..producen botellas de plástico que contaminan el agua.

Los filtros de agua para casa de Doctor Agua, son de la marca Doulton. Doulton es una marca que lleva casi 190 años fabricando filtros de agua, tanto para ciudades como Londres o Barcelona como para países no desarrollados. Los filtros de agua ecológicos del Doctor Agua se adaptan a las necesidades y limitaciones estéticas y prácticas de tu cocina, algunos no requieren instalación.

¡Ven a nuestro Stand 831-B!

Filtros Doctor Agua en BioCultura Barcelona, siempre un éxito de visitas y de ventas, nuestros filtros de agua para casa son de los productos más demandados de la feria BioCultura Barcelona, la gente está cada vez más concienciada en beber agua filtrada en casa

Doctor Agua estará presente con sus filtros de agua ecológicos en BioCultura Barcelona en el stand número 831-B . Allí podrás comprobar tú mismo cómo beber agua del grifo filtrada es una experiencia sana y deliciosa. Ven a descubrir lo simple que resultará cuidar del medio ambiente a la vez que ahorras mucho dinero en casa, con un filtro de agua para casa. Además, venir a nuestro Stand 831-B tiene PREMIO porque si dices que vienes de parte del Doctor Agua y te llevas un filtro te regalaremos además de una cerámica de recambio, un jabón ecológico envuelto en una toalla de algodón biológico galardonado con el Sello Ambiental de ¡REGALO!

Si por casualidad no estás a tiempo de asistir no te quedes sin tu cerámica de regalo por la compra de un filtro tan solo por ser lector del Doctor Agua. Entra en www.doctoragua.es y añade el cupón ELDOCTORAGUA a tu cesta de la compra y recibirás GRATIS un ciclo de vida más para tu filtro.

Y si tienes pensado venir a BioCultura Barcelona no dejes de pasar por nuestro Stand 831-B. Acércate y bebe un vaso de agua filtrada y pregunta todo lo que te preocupe del agua que bebes en casa. Jaime Bastos y su equipo estaremos encantados de atenderte ¡Te esperamos!

 

¿Crees que debes gastar dinero toda tu vida en agua mineral embotellada?

La respuesta es rotunda, No. Utilizando sistemas de tratamiento de agua en casa, ahorraras mucho dinero y serás parte de la solución, y no parte del problema del gran impacto que el plástico produce al medio ambiente de todo el planeta. Doulton ha llegado para quedarse y ofrecer una solución real al problema de la calidad del agua y el cuidado del medio ambiente.